jue

17

ene

2013

El fundamento firme e inamovible

¡Papá la cama es mágica! ¡Está brincando hasta el techo! grito mi hijo Elisamuel, luego de experimentar el temblor que sacudió en el edificio de 20 pisos en Maracay donde vivíamos, el sismo de 6,2 grados en la escala de Ricther tuvo como epicentro unos 28 km al noroestes de Morón, Era el sábado 12 de Septiembre del 2009 a las 3 y 15 p.m.

 

Mientras experimentábamos el movimiento del edificio, se escuchaba el sonido producido por los objetos de vidrios y porcelana que caían pisos arriba del nuestro, los gritos de los vecinos, los perros ladrando y aullando, al cesar el temblor, se escuchaban los pasos apresurados de los vecinos bajando por las escaleras, algunos por su edad avanzada no pudieron bajar los 15 o 18 pisos, se resignaron a quedarse en el apartamento.

 

Al salir con mi familia del edificio, se sentía un ambiente tenso, algunos lloraban, otros no paraban de hablar y un grupo permanecían en silencio, afortunadamente nadie salió herido y no paso más que un susto.

 

Al pensar en esta experiencia, puedo afirmar que el único fundamento firme e inamovible es Jesucristo, Moisés dijo: “él es la roca de tu salvación” (Deut 32:15, 18). Sin él (Jesucristo), no existe en este mundo un lugar o sitio seguro, de hecho los lazos más fuerte de amistad o compromiso, en un momento son echados por tierra, amigos que traicionan, hogares destruidos.

 

Sin embargo, aun cuando el fuerte que construiste para resguardarte, se ha desboronado como un castillo de arena y todos tus sueños se convirtieron en una misión imposible, dejando un sabor amargo de fracaso, desanimo, miedo o frustración, La palabra de Dios afirma que hay esperanza, para aquel que cree.

 

Te invito a confiar y creer en las promesas de Dios, no dudes, ni desmayes, “esfuérzate y se valiente”, avanza con fe, teniendo presente “que el fundamento de Dios está firme” (2Tim 2:19) Dios te bendiga.

Escribir comentario

Comentarios: 0